Walter Steiner, titular de Zanella

[mar 29/8/17] Al bajar el arancel de importación de 20 al 10% para el que produce y aumentar el arancel por aquel que solo quiere importar a 35% genera un diferencial que permita que el fabricante puede absorber el mayor costo de fabricar local sin que se aumente el precio de la moto al consumidor final. La noticia es muy buena para la industria, o sea, los que queremos tener fábricas y producir”, resume Walter Steiner, titular de Zanella.

De acuerdo a los decretos publicados, para las motos de 50 a 250 cc la reducción del arancel es del 10% y aumenta del 20 a 35% el arancel de la moto terminada. En el caso de más de 250 cc se baja de 35% a 20% por lo fabricado y queda con 35% lo que es importado terminado, que se llama CBU, según explicó el propio Steiner. (Infonegocios)