[jue 3/8/17] El sector automotor está cerca de un récord. No del más importante que sería el de las ventas totales (aunque cerrará, seguramente, a pocas unidades de alcanzarlo), sino el de la participación de autos importados. Con los datos conocidos ayer sobre los patentamientos de julio (ver página 8) se puede proyectar que, de mantenerse la demanda actual, 2017 pasará a la historia como el año en que se venderán más vehículos provenientes del exterior.

Se superaría el registro anterior, alcanzado en 2013, cuando por la brecha de hasta 70% entre el dólar oficial y el “blue”, se subsidió la compra de 0 km que tenían sus precios fijados por la cotización oficial. Esta situación se explica por dos motivos. El principal, la crisis de Brasil, que ante la caída de la demanda interna, adoptó una política muy agresiva para colocar la mayor cantidad de autos posible en la Argentina. (Ámbito Financiero)