Presidente de Brasil, Michel Temer

[jue 31/8/17] La Organización Mundial del Comercio determinó que varios programas fiscales introducidos por Brasil para promover la producción nacional de automóviles y otros productos de alta tecnología violan las normas de la institución multilateral. De esta manera, le dio la razón a la UE y a Japón en disputas que iniciaron en diciembre de 2013 y julio de 2015 ante la OMC contra siete programas y más de 90 instrumentos jurídicos que consideraban una violación de las normas del comercio internacional. El organismo internacional señaló este miércoles que estos programas incluyen exenciones tributarias, discriminaciones regulatorias y requisitos de insumos y equipos locales “que son inconsistentes con el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio de 1994, el Acuerdo sobre las Medidas en materia de Inversiones relacionadas con el Comercio y el Acuerdo sobre Subvenciones y Medidas Compensatorias”. (La Voz del Interior)