Empresarios de la Unión Industrial Argentina (UIA) le piden ahora al Gobierno que presente un estudio sobre el impacto que tendrá el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea en el sector manufacturero nacional. Pasadas las primeras repercusiones positivas ante la firma del entendimiento, sectores de la central fabril relacionados con las pymes comenzaron a advertir sobre el peligro que pueden correr las exportaciones industriales hacia Brasil, cuando los mercados supuestamente queden liberados dentro de 15 años. “Hay que tener en cuenta que el 70% de las exportaciones industriales van allá”,explicó el vicepresidente regional de la UIA, Guillermo Moretti.
El industrial santafesino sostiene que como empresario “uno no se puede negar a ir a venderle a un mercado de 800 millones de personas” como es el de la UE, aunque aclaró que “nos gustaría ver un estudio de impacto que haya hecho la Cancillería sobre el efecto que tendría el acuerdo”. Moretti considera que esas exportaciones se pueden concretar porque existe un arancel externo común (AEC) que le permite acceder a Brasil en condiciones competitivas respecto de terceros países. Con un tono bastante crítico, el empresario pyme señala que “hay que discutir” el entendimiento logrado con el bloque de 28 países y sostiene que “vamos a ir a dar el debate en el Congreso”.
En rigor, estos sectores empresariales relacionados con pymes que actúan en el interior del país no argumentan por el rechazo liso y llano en virtud de que el texto final todavía no ha sido puesto a consideración del Poder Legislativo, algo que podría ocurrir sobre el fin de año, estiman en la Cancillería y el Ministerio de la Producción. A partir de allí se abrirá un período de debate que llevaría todo el año. Recién hacia 2021 podría comenzar a estar operativo el acuerdo.

Ambito Financiero