[lun 31/7/17] Con algo de demora, y antes de lanzar un régimen de pagos permanente, la Afip implementó un plan de transición para responder la demanda de varios sectores empresarios que no había sido cubierta por el sinceramiento fiscal.

La moratoria incluida junto con el blanqueo, que concluyó el 31 de marzo de 2017, permitía regularizar deudas hasta el 31 de mayo del año pasado. Cuando terminó, las cámaras empresarias y las entidades que reúnen a los profesionales en Ciencias Económicas reclamaron al Gobierno que se dictaran nuevas normas para extender el régimen a deudas a partir de junio de 2016. (La Voz del Interior)