Select Page

En el artículo 7 del Anexo del Decreto 501 del 31 de mayo de 2018, se dispuso que la AFIP actualizará los montos del impuesto establecido en los meses de enero, abril, julio y octubre de cada año, considerando, en cada caso, la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) que suministre el INDEC correspondiente al trimestre calendario que finalice el mes inmediato anterior al de la actualización que se efectúe.
Sin embargo, la suba de los componentes que conforman el costo de los combustibles y “la necesaria estabilización de los precios” ameritaron disponer, a través del Decreto 381 del 28 de mayo de 2019, que la actualización realizada en el mes de abril de 2019, surtiera efectos a partir del 1 de julio de 2019, inclusive.
El impacto sobre el valor final al usuario tornó nuevamente “oportuno” morigerar esa actualización, de manera tal que una parte sustancial del incremento del impuesto surta efectos a partir del 1 de agosto de 2019, razón por la cual el Gobierno dispuso desdoblar el gravamen.
De este modo, si bien aún no está definido, se estima que las naftas deberían escalar desde ese mes 70 centavos y el gasoil 43. Se trata de un porcentaje que ronda el 2%, o un poco más. En medio de tiempos electorales y la inminencia de las PASO se podría decidir un nuevo aplazamiento, tal como se especula en el mercado. 

iProfesional