[mie 26/7/17] Los clásicos problemas no resueltos en la Argentina llevaron a un sostenido retraso en su participación en la economía mundial, desde puestos de liderazgo a comienzos del siglo XX hasta por debajo del puesto 50 en la actualidad, con países que amenazan con provocar un mayor alejamiento en los próximos años, por el ritmo con el que vienen. A esto se suma una reforma laboral en el mayor socio del Mercosur que con su extrema flexibilidad, según críticos del lado sindical y de fuerzas de izquierda, y acorde con los nuevos tiempos, según analistas avezados de la realidad internacional, podría provocar una desvío de inversiones extranjeras hacia Brasil. (Infobae)