Select Page

La demanda de energía eléctrica sigue sin recuperarse y en junio registró un descenso del 10,7% interanual, lo cual anticipa otro mes con números negativos para la actividad económica.
De acuerdo a datos de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) dados a conocer ayer, durante el mes pasado el consumo llegó a 11.926 GWh frente a los 10.651 Gwh del mismo período de 2018. La principal baja se produjo en el segmento residencial, en donde la contracción llegó al 15%, influenciado por las mayores temperaturas en el Gran Buenos Aires, que estuvieron en promedio unos tres grados por arriba que un año atrás (14,6° contra 11,3°).
En tanto, la demanda por parte del sector comercial cayó 6,8%, y la de la industria y los grandes comercios un 6% interanual, un síntoma de que la recesión continúa. De hecho, el derrumbe fue más pronunciado que en mayo, cuando marcó un recorte del 2,7%, el más bajo desde septiembre pasado. De esta manera, se abortó el repunte insinuado en el mes anterior.

BAE