Select Page

La decisión del Gobierno de lanzar un plan para subsidiar la compra de autos desató la polémica. La crítica se centró en si es razonable o no priorizar fondos estatales para alentar las ventas de bienes que no son considerados esenciales. El objetivo de la medida es tratar de frenar el derrumbe de la demanda de 0 km que está provocando un fuerte ajuste en el sector con despidos, cierres de concesionarias y suspensiones en las fábricas. Más allá de tratarse de una medida transitoria, sirve para analizar la realidad de esta industria y las contradicciones de la economía argentina. Hoy, la asociación que agrupa a las terminales locales va a presentar un trabajo que, entre otros puntos, plantea los altos costos de producción de vehículos que tiene la Argentina en relación con otros países de la región.

Ambito Financiero