Select Page

La activiodad industrial tuvo su peor abril: casi el 40% de las máquinas fabriles se mantuvieron apagadas. La principal explicación es la contracción del consumo, por el deterioro salarial. Pero tampoco traccionaron la obra pública, la inversión y las exportaciones sectoriales, que arrancaron mal el año y no mejorarían demasiado, con un Brasil y una América latina que moderan sus expectativas de crecimiento.
El Indec publicó ayer el informe de Utilización de la Capacidad Instalada en la Industria (UCII) de abril. El uso fue de 61,6% , una caída de seis puntos respecto al 67,6% que había marcado el indicador un año atrás. No hay factor de la demanda agregada que tironee la producción de un sector clave en materia de desarrollo y empleo.
El Indec nunca empalmó las series 2002-2015 y 2016-2018 y por ende no se puede realizar una comparación perfecta pero sirve como aproximación: con distintas metodologías, desde el 2002 no se veía un abril con niveles similares de máquinas apagadas. Aquello fue a tres meses de la megadevaluación de salida de la convertibilidad.

BAE