Select Page

El Ministerio de Hacienda decidió desdoblar otra vez el aumento pendiente del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL), con la intención de moderar una suba de naftas y gasoil en la previa de las elecciones primarias o, si fuera posible, evitarla.
Según comentaron en reserva a El Cronista tres fuentes sin contacto entre sí, el Gobierno lo decidió ayer y lo oficializaría entre hoy y mañana.
El incremento a partir del 1° de agosto estaría entre $ 0,31 y $ 0,39 por litro en las naftas y entre $ 0,19 y $ 0,24 en el gasoil, valores que tienen una cierta desgravación por contener biocombustibles en estos productos.
Pese a que se aplicará este alza, en las petroleras todavía no saben si tendrá repercusión en el precio de los combustibles al público.
Un aumento generaría ruido económico a apenas 10 días de las elecciones Primarias Simultáneas Abiertas y Obligatorias (PASO) del domingo 11 de agosto.

Cronista