[mar 22/8/17] Producto del déficit comercial récord, el Gobierno está demorando la entrada de productos desde Brasil por encima de los 60 días permitidos por la Organización Mundial del Comercio (OMC), aplicando las licencias no automáticas (LNA) en forma lenta para maderas, calzado, prendas de vestir, juguetes, y porcelanas y cerámicos.

Fuentes de la Casa Rosada confirmaron a BAE Negocios las denuncias que partieron desde sectores industriales de Brasil. En el Ejecutivo admitieron ayer que la demora es creciente, ya que comenzó con tres meses y ahora hay casos donde superan los 120 días para la aprobación de las LNA. Por ejemplo, en la madera ya trabajada para los muebles. (BAE)