[lun 17/7/17] Frente a las quejas empresariales sobre el impacto en sus números de los altos salarios argentinos respecto a los de otros países de la región, Cabrera respondió -y después lo repitió en un encuentro abierto de industriales- que “obviamente el Gobierno no puede bajar los salarios a la mitad; puede ganarse competitividad y productividad desde muchos otros ángulos”.

El cumplimiento del acuerdo firmado hace un año por el “flex” con Brasil, y que rige hasta 2020, fue uno de los contrapuntos con los autopartistas, que insisten en que hay “grandes desbalances”. Sostienen que en los últimos meses el coeficiente es superior al 2,5.

Presentaron casos concretos de piezas locales reemplazadas por importadas; también enfatizaron la necesidad de corregir el uso de la aduana factoría. (La Nación)