Select Page

La actividad industrial continuó su derrumbe en mayo cuando se contrajo 6,7% en la comparación con el mismo mes del año pasado, y acumuló baja de 8,6% desde el inicio de 2019. El informe de la UIA, la central fabril con mayor representación del país, señaló que los incentivos al consumo que implementó el Gobierno en plena campaña electoral más una base de comparación baja en el inicio de la crisis del 2018 dejarán un crecimiento “moderado” en partes del segundo semestre.
De ese modo, los empresarios adelantaron que el piso de la actividad sectorial recién llegaría en la segunda parte del año aunque la preocupación se mantiene ya que será producto de un escenario de recesión aún cuando en la medición técnica haya una mejora interanual. ” Políticas destinadas a un impulso al consumo privado, junto con cierta estabilidad cambiaria y mejoras en el salario real, podrían implicar una moderada y heterogénea recuperación en los próximos meses”, señaló el CEU en su análisis.
Durante mayo, la mayoría de los rubros industriales presentaron caídas interanuales en sus niveles de actividad.”Entre los más afectados se encuentran el automotriz (-35,3%), la industria textil (-19,8%), metalmecánica (-7,3%), la producción de minerales no metálicos (-6,2%) y metales básicos (- 6,1%). Al igual que en el mes anterior, la contracción de la demanda interna repercutió en los niveles de actividad de estos sectores”, destacó la UIA.

BAE