[lun 09/10/17] El déficit comercial con Brasil en el primer semestre ascendió a casi US$7.000 millones, la cifra más alta de los últimos 15 años. La última vez que la balanza dio favorable a la Argentina fue en 2002, tras el derrumbe de las importaciones como producto de la crisis económica. Precisamente, los analistas coinciden en que el rojo es un problema estructural de difícil resolución, “que puede durar años”, dijo Horacio Reyser, secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería. El funcionario, sin embargo, reconoce que el tema preocupa, sobre todo “el incumplimiento” de los acuerdos sobre el intercambio bilateral en el sector automotor. Tal acuerdo está basado en el coeficiente “flex”, que establece que por cada dólar (autos o autopartes) que la Argentina vende a Brasil puede importar hasta US$1,5 sin pagar tributos. “Hoy está por encima de 2 y es un volumen significativo y esperamos que se corrija. (Clarín)