[mie 16/8/17] La fabricación de baterías eléctricas es apenas la punta del iceberg en un movimiento industrial que bien podría redefinir el panorama de generación de energía, así como la explotación de minerales entre los que se encuentran el litio, cobalto, cobre, grafito, aluminio, níquel y manganeso. Por ejemplo, Tesla anunció recientemente la creación de una megafábrica de baterías en Nevada (EE.UU.), que contará con una producción de 25 gigavatios/hora. A los pocos días, la empresa alemana Terra E Holding GmbH subió las apuestas al revelar un proyecto para una nueva instalación en Europa que superaría en nueve gigavatios/hora la meta fijada por Tesla. (Infobae)