Select Page

Al igual que en 2016, este año tendría lugar una infrecuente divergencia en la performance relativa fabril-comercial.
No obstante, a diferencia de lo acontecido dos años atrás, en esta oportunidad se produciría en sentido inverso: cederían los patentamientos al tiempo que la evolución de la producción mostraría un signo positivo. La dinámica predicha responde, en primer lugar, a un mercado interno que, si bien alcanzó un récord histórico en patentamientos en el primer semestre, encontró en junio un manifiesto punto de inflexión que condujo a un relevante ajuste en las proyecciones de cara a los meses venideros, resultando ello en previsiones de caída tras dos años de importantes crecimientos.